AL NORTE DE ABRIL

RELATOS DE VIAJE POR CLAUDIO COLINA

Diseño de cubierta y maquetación del libro de relatos de viaje Al norte de abril del escritor Claudio Colina, para Olpi Libros.

La composición de portada, basada en una fotografía del Big Ben, sugiere cambio, eclecticismo, variedad, movimiento y apunta como una brújula los puntos cardinales.

El estilo minimalista y el aire romántico de la imagen le da la personalidad necesaria para este libro de experiencias intimistas y en ocasiones surrealistas.

Un acercamiento a la obra literaria

Claudio es una persona atípica como atípicas son también sus historias y su forma de narrar.

No es un escritor condescendiente, no edulcora sus historias para adecuarlas al lector ocasional pero tampoco exagera el dramatismo en sus relatos, sino que parte, la mayoría de las veces, de cuestiones mundanas para lograr elevarse en plano literario con un estilo original y brillante.

Casi toda la literatura occidental se fundamenta en la estructura básica de “principio, nudo y desenlace” pero Claudio se siente tan cómodo en este entorno que a menudo se atreve a desdibujar esas fronteras de forma que somos nosotros, los lectores, los que nos vemos con la responsabilidad de reconstruir ese puzle.

Digamos que sus palabras son como reflejos en la bruma de las verdaderas cuestiones que la literatura trata.

Al norte de Abril es un compendio de relatos de viaje muy variopintos. Ahí caben tanto los temas dramáticos, como los surrealistas o incluso algo que podríamos decir “cercano a la ciencia ficción”.

Pero en general nos hablan de personajes incompletos que necesitan estar en constante movimiento para descubrirse a sí mismos a través del paisaje.

Como ocurría en “Escaleno”, su anterior novela, la frialdad o la aspereza de la naturaleza puede ser el reflejo de unos mundos interiores muy ricos y complejos.

Creo que para Claudio los viajes son una forma de trazar las coordenadas espirituales del individuo.

Personalmente agradezco de corazón el vínculo que se ha creado entre la obra de este autor y mi propio trabajo. Creo que ambos se enriquecen mútuamente y, por supuesto, me siento muy orgulloso de la confianza que Claudio deposita en mí y en mis opiniones tanto gráficas como literarias.

Olpilibros / Claudio Colina

Año: 2016

Maquetación,
Diseño de cubierta,
Corrección.